• +52 55 5292-6700

  • 15 años como líder en ventas de empresas

  • contacto@zimma.com.mx

Español

Venta y asociación de empresas

Contacte un asesor
27
ene 2016
¿Cómo está México de cara al 2016?

Escrito por: Alejandro Rocha Bracamontes, Socio Director de ZIMMA Corporate Finance

Fecha: Enero 2016

Nos encontramos en un momento de fuerte turbulencia económica, que se está traduciendo en volatilidad en los mercados bursátiles y en el tipo de cambio. 

Durante 2015, México no sufrió una crisis financiera a pesar de la fuerte devaluación que sostuvo el peso frente al dólar y a otras crisis que están siendo afrontadas en Latinoamérica, especialmente la de Brasil. Se estima que el PIB de México del año 2015 crecerá alrededor 2.5%, muy por debajo del potencial real de una nación emergente en ascenso (crecimiento superior al 5%).

A continuación, se comparten los principales factores que estarán afectando el desempeño económico de México de cara a 2016. Se han dividido en internos y externos; internos siendo los generados dentro del país y externos los que son generados en el extranjero.

Factores internos:

  1. Fortaleza macroeconómica de México.
  2. Incremento en la inversión por elecciones de 2018.
  3. Carencia de crecimiento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).
  4. Interés por extranjeros en México.

Factores externos a México:

  1. Volatilidad económica en China.
  2. Incremento de tasas de interés en EEUU.
  3. Cambio de Presidente en nuestro principal socio comercial.
  4. Bajos precios en las materias primas a nivel global.
  5. Inicio de operaciones del TPP.

A.- FACTORES INTERNOS 

1.- Fortaleza macroeconómica de México

El año 2015 fue crucial para confirmar la solidez macroeconómica de México, pues se pudo controlar la inflación a pesar de la fuerte depreciación del peso frente al dólar. La depreciación durante el año fue cercana a 17%[1] y a pesar de esto la inflación se mantuvo en bajos históricos; alrededor de 2%[2]. Hay diversos factores que permitieron que esto sucediera, entre los que están: la gran labor del Banco de México como una entidad independiente, reservas internacionales de USD$ 176,000 MM, línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional por USD$ 65,000 MM, deuda bruta de 46.9% como porcentaje del PIB, y baja dependencia en algunas industrias (en algún momento se tuvo alta dependencia de los ingresos derivados del petróleo).

Gracias a sus efectivas políticas económicas y monetarias, México ha logrado diferenciarse de otras economías importantes en Latinoamérica, como Brasil, gestando así factores importantes para su crecimiento futuro.

imagen 1 articuloimagen 2 articulo

2.- Incremento en la inversión por elecciones de 2018

 Cada 6 años se definen las principales posiciones políticas del país. Este siguiente gran paso sucederá en México en 2018. Sin embargo, los preparativos de los políticos de cara a las elecciones empiezan con mucha anticipación y existe una tendencia de crecimiento económico en los últimos años del sexenio dado el interés por estar bien posicionados para la próxima elección mayor.

Basado en información desde 1994, el mayor crecimiento del PIB se ha dado consistentemente en la última mitad del sexenio, donde en promedio ha crecido 14% más que en la primera mitad del sexenio. Estos datos nos hacen concluir que los siguientes 3 años podrían representar mayor inversión gubernamental y traducirse en un crecimiento económico mayor.

imagen 3 articulo

3.- Carencia de crecimiento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV)

De principios de 2013 a finales de 2015 la Bolsa Mexicana de Valores, medida mediante el IPC, ha tenido un decrecimiento de 3%, mientras que en el mismo periodo la Bolsa de Estados Unidos, medida a través del Índice S&P 500, ha tenido un crecimiento del 43%. Si consideráramos los resultados de la bolsa americana en pesos mexicanos, el crecimiento sería aún mayor.

El bajo crecimiento de la bolsa durante los últimos tres años podría significar que vendría un reajuste y que podría empezar una etapa de crecimiento. Sin embargo, al revisar la valuación histórica de la bolsa, nos damos cuenta que ha cotizado a un Precio / Utilidad (PU) de 19.33x, mientras que al cierre del 2015 se encuentra en un PU de 27.57x. Es poco probable que la BMV tenga una revaluación a la alza en el 2016 y que el incremento en el valor de las acciones sirva como fundamento para realizar mayores inversiones en el país.

imagen 4 articulo

 

4.- Interés por extranjeros en México

La burocracia, ineficiencia gubernamental, falta de transparencia, etc., a los cuales nos hemos acostumbrado, reducen la confianza en las instituciones mexicanas. Esto hace que exista nerviosismo de cara a invertir por parte de la gente que vive en México. Sin embargo, a ojos de extranjeros, el país se encuentra bien posicionado para crecer.

A México se le sigue catalogando como un mercado emergente con amplio potencial de crecimiento. El tamaño de la economía, la cercanía con Estados Unidos, el costo de la mano de obra, la reciente liberalización del sector energético, sus tratados de libre comercio, reformas estructurales aprobadas al inicio del sexenio y el bono demográfico, entre otros factores, hacen de México el punto más importante de inversión en América latina.

B.- FACTORES EXTERNOS 

1.- Volatilidad económica en China.

La economía China cuenta con una planeación centralizada que le ha permitido crecer de manera relevante durante los últimos 30 años hasta convertirse en la segunda nación más grande del mundo (medida como tamaño de PIB). Esta planeación centralizada se basa en tomar decisiones de inversión unánimes que se crea vayan a beneficiar a la economía, donde a diferencia de una economía de mercado, las inversiones suceden porque el mercado (oferta y demanda) así lo decide y cada parte asume sus propios riesgos.

El gobierno chino estimó que la economía mantendría tasas de crecimiento históricas e invirtió en sectores clave, tales como vivienda e infraestructura para cubrir necesidades futuras del país. Muchas de estas inversiones, como edificios, casas, aeropuertos, hoy se encuentran sin explotar, pues a falta de crecimiento no se generó la demanda que se esperaba.

En la siguiente gráfica se puede observar cómo el índice de la bolsa de China no se ha comportado a la par con el crecimiento económico del país. Esto es un ejemplo más de que las instituciones, incluyendo la bolsa, están controladas centralmente y no permiten su libre funcionamiento.

 

imagen 5 articulo

Además de los problemas que conlleva el tener una economía centralizada y controlada, hay otros factores que están afectando la economía China: 1) disminución en los precios de las viviendas, afectando al sector construcción, que representa el 13% de la economía; 2) la producción manufacturera ha disminuido y ahora la economía depende en mayor proporción del consumo interno, el cual no está respondiendo como se esperaba y 3) ha existido una fuga de divisas (similar a otros países emergentes), generando una devaluación del yuan y una caída en el mercado de valores.

Dado el peso que ejerce China en la economía global y su actual importancia en las principales instituciones internacionales, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, se van a tomar medidas internacionales para apoyar al desarrollo y mejor manejo de su economía. Estas medidas no tendrán efectos automáticos, por lo que se espera que 2016 sea un año de ajuste para esta, la segunda economía más importante del mundo.

Implicaciones para México: La baja de la bolsa China genera incertidumbre en inversionistas de otros mercados. Esto hace que las principales bolsas se vean afectadas y que los inversionistas institucionales retiren dinero de mercados emergentes, incluyendo México. Esto se puede traducir en devaluación del peso y en una baja de la BMV. Sin embargo, se cree que el pánico de la bolsa China de inicios de enero ha sido controlado y que agentes internacionales (Banco Mundial, FMI, etc.) ayudarán a que éste mercado bursátil funcione con mayor independencia. 

2.- Incremento de tasas en EEUU

 Después de más de 7 años, se volvieron a incrementar las tasas de interés en EEUU. Históricamente, el incremento en las tasas de interés por parte de la FED ha venido acompañado por una desaceleración económica en EEUU.

México siguió los pasos de EEUU y también elevó las tasas de interés, intentando evitar fugas de divisas mayores a las que ya se han vivido recientemente. El reto que tiene el Banco de México es el de fomentar el desarrollo económico sin permitir una fuga importante de capital. En años recientes, el trabajo del Banco de México ha sido ejemplar: su independencia y la capacidad de sus gobernadores han permitido que se tomen las decisiones correctas.

Implicaciones para México: Si el crecimiento de EEUU se frenara, lo más probable es que el crecimiento en México también disminuya. Qué tanto nos afectaría una desaceleración de la economía americana dependerá del impacto que tengan las reformas estructurales, las cuales podrían genera empleos y un mayor consumo o demanda interna.

3.- Cambio de Presidente en nuestro principal socio comercial

En noviembre de 2016 volverá a haber elecciones presidenciales en EEUU y habrá un cambio de mando, pues terminarán los dos periodos del Presidente Barack Obama.

La polarización que ha creado el discurso de Donald Trump, actual líder de las encuestas del partido republicano, ha hecho que muchos otros candidatos también tomen posiciones radicales en cuanto a la relación con México. Trump ha fundamentado su campaña criticando la fuga de empleos a otros países y la entrada de inmigrantes a EEUU, lo cual ha sido popular entre los electores republicanos.

Sin embargo, los resultados económicos que se han generado de la mano del Presidente Obama y el cambio de la demografía americana, ahora con una fuerte proporción hispana, hacen difícil que los discursos proteccionistas de algunos candidatos republicanos sigan haciendo eco en la elección presidencial final en noviembre de 2016. Los tratados de libre comercio que se tienen entre las dos naciones han dificultado que se hagan cambios radicales en la forma en la que se hace negocio entre los dos países.

Implicaciones para México: Las elecciones en EEUU han generado mucho ruido mediático por las declaraciones polarizantes de Donald Trump. A cualquier nuevo Presidente de EEUU le sería muy complicado y le tomaría mucho tiempo revertir los tratados comerciales que ya se tienen con México. Podríamos concluir que las políticas del partido demócrata, que ha gobernado los últimos 8 años, han beneficiado al país. Además que con el partido demócrata a la cabeza, es más probable que se agilice la regularización de muchos indocumentados mexicanos que viven en EEUU. Esto les daría mejores oportunidades de trabajo y podrían incrementar el monto de las remesas que envían a México.

4.- Precios bajos en las materias primas a nivel global 

De junio de 2014 a diciembre de 2015, las principales materias primas han bajado en valor más de 39%[3]. Existen varias razones para esta baja de precios, las principales son: 1) la desaceleración de la economía china, la cual ha reducido su demanda por diversos productos y 2) la sobredemanda que existe por petróleo y la negativa de los países miembros de la OPEP por frenar la producción. Esto ha hecho que varias economías del mundo se hayan visto afectadas de manera importante. Sin embargo, si vemos la tendencia global en el precio de las materias primas (commodities), nos damos cuenta que eventualmente los precios regresan a su trayectoria de crecimiento natural. Si los commodities se comportaran como lo han hecho en el pasado, podríamos esperar todavía más tiempo de precios bajos, para después iniciar una recuperación.

 

imagen 6 articulo

Implicaciones para México: La economía de México se encuentra bastante diversificada y no depende en tanta medida del petróleo como los países árabes o de la producción de cobre como Perú y Chile. Esta baja en los precios de materias primas ayuda a reducir la inflación en México, pero también impide que no se lleven a cabo inversiones fuertes en sectores intensivos de capital como el de minería y de hidrocarburos.

5.- Inicio de operaciones del TPP

El TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica) permitirá a México ser parte del acuerdo junto con las 11 naciones que conforman el 40% del PIB mundial. El TPP es el acuerdo de libre comercio entre países más grande en la historia. México, dada su cercanía con el principal comprador del mundo (EEUU), está muy bien posicionado para verse beneficiado. Esta iniciativa abarca un mercado de 800 millones de personas y las ganancias netas se estiman en cerca de USD $300,000 MM al año.

Implicaciones para México: Se espera que el acuerdo atraiga fuertes inversiones, tanto nacionales como extranjeras, generando así más empleos y mejores remuneraciones para la población mexicana. Adicionalmente, se espera que surjan nuevas oportunidades para las empresas mexicanas, ya que se abrirán nuevas cadenas de suministro que, al abastecerse de insumos, les permitirán elaborar productos de mejor calidad y comercializarlos en otros mercados norteamericanos.

CONCLUSIONES

Los principales frenos para el crecimiento del país se encuentran al interior del mismo y se centran en la falta de credibilidad en las instituciones. Sin embargo es posible revertir esta tendencia, ya que fue posible lograrlo con el Banco de México, el INEGI y con el extinto IFE. Estas instituciones tenían la misma mala credibilidad que el resto de las principales instituciones gubernamentales mexicanas. Sin embargo, se logró revertir esta opinión al otorgarles independencia y colocando a la cabeza a gente capaz y honrada. El país requiere que se siga otorgando autonomía a entidades clave, especialmente las que tienen que ver con transparencia y eficiencia gubernamental.

Asumiendo que en 2016 no hay un evento exógeno drástico (Torres Gemelas en 2001, desplome de las Bolsas como en 2001 y 2008, Virus H1N1 en 2009, etc.), considerando que la economía estadounidense mantenga su buen momento, que se genere un incremento en inversión gubernamental de cara a las elecciones de 2018, se podría concluir que el 2016 será un año de crecimiento económico para México, por encima de años pasados.

[1] Al 31/12/2014, el tipo de cambio fue de MXN$ 14.74/USD y al 31/12/2015 fue de MXN$ 17.25/ USD.

[2] La inflación se mantuvo en mínimos históricos menores al 3% a lo largo del año según reportó la INEGI al 27 de diciembre del 2015.

[3] S&P GSCI Four Energy Commodities Index contempla 24 materias primas que cubren los sectores energético, industrial, metalúrgico, agricultura, ganadería y metales preciosos entre otros.

Obtenga asesoría de un experto