• +52 55 5292-6700

  • 15 años como líder en ventas de empresas

  • contacto@zimma.com.mx

Español

Venta y asociación de empresas

Contacte un asesor
México en 2017
ene 2017
Cómo está México de cara al 2017 y recomendaciones para su empresa

Estamos en un ambiente de alta incertidumbre político-económica donde es muy común escuchar que vienen tiempos muy difíciles. Sin embargo, son pocos los análisis que detallan las razones por las cuales existe esta incertidumbre.

Para permitir al sector empresarial entender mejor la situación en la que se encuentra México, en este artículo se resaltan las principales causas de la incertidumbre actual, mencionando las herramientas con las que el país cuenta para enfrentarla.

En este artículo se responden las siguientes preguntas:

I. ¿Qué es lo que está generando esta incertidumbre?
II. ¿Con qué se cuenta para atacar esta incertidumbre?
III. ¿Cómo está México y qué acciones puedo tomar como empresario?

I. ¿Qué es lo que está generando la incertidumbre?

Son 3 variables principales que están causando incertidumbre: 1) El Efecto Donald Trump, 2) las elecciones presidenciales del 2018 en México y 3) la desaceleración del crecimiento económico de México.

1.-Efecto Trump – El discurso del presidente electo de EEUU contiene muchos ataques contra México, y el posible impacto de sus acciones ha generado gran incertidumbre en el país. Derivado de lo anterior, las principales acciones que pueden tener un impacto negativo en México son: a) la renegociación del TLC, b) la expulsión masiva de indocumentados y c) la reducción del volumen de remesas.

El TLC se firmó hace más de 20 años y es lógico que se quiera renegociar. Sin embargo, el cambiar drásticamente el TLC podría tener un fuerte impacto en la economía mexicana, ya que el 78% de las exportaciones van a EEUU. También tendría un impacto en la economía americana, pero mucho más reducido, pues las exportaciones mexicanas representan el 16% del total sus importaciones.

A raíz de la firma del TLC, México ha atraído inversión extranjera directa para industrias de alto valor agregado, como lo son la industria automotriz, aeroespacial, salud, electrónicos, etc. México se ha convertido en referente mundial en muchas de estas industrias y el simple hecho de saber que esto está en riesgo pone muy nervioso al país.

También, parte del discurso de Trump se ha centrado en la expulsión masiva de indocumentados, muchos de los cuales son mexicanos. Si expulsara a 3 millones de ilegales y consideramos que 50% de ellos son mexicanos (en el 2014 el 52% de los inmigrantes ilegales eran mexicanos), regresarían al país 1.5 millones de personas. Una cifra enorme si consideramos que en los 4 años de la actual administración se han generado 2.3 millones de empleos formales o 575,000 empleos por año y anualmente se incorporan un millón de personas al mercado laboral mexicano. Como consecuencia, habría un alto nivel de desempleo, generando inestabilidad social.

Por último, Trump ha hablado acerca de frenar la salida de capital de EEUU, incluyendo las remesas. La fuente más importante de ingresos netos de dólares para México (USD $24.8 BN en 2015) se obtiene a través de remesas. Como consecuencia de los discursos de Trump, en el mes de noviembre de 2016 se presentó un envío 25% superior de remesas de EEUU a México en comparación con los últimos doce meses, pues hay rumores de que se podrían implementar mecanismos para su flujo hacia el país (impuestos, trabas administrativas, etc).

2.-Elecciones presidenciales del 2018 en México – En 2018 se celebrarán elecciones presidenciales en México, y la inconformidad de la sociedad con el actual gobierno hace más probable la victoria de un candidato populista. Esto, aunado a los resultados recientes en Inglaterra (Brexit), Colombia (FARC) y EEUU (Trump), donde todas las encuestas preveían un escenario distinto al sucedido, refuerza la factibilidad de la victoria de un candidato con posturas populistas.

La incertidumbre se genera al pensar que un candidato pueda implementar políticas populistas, como las que han frenado el desarrollo económico de Venezuela, Bolivia o Argentina durante la era Kirchner. Estas medidas podrían disminuir la inversión extranjera y fomentar una fuga de capitales, entre muchas otros factores que afectarían el crecimiento de México.

3.- Desaceleración del crecimiento económico de México – Hay diversas variables que indican que México presentará una desaceleración en 2017. La devaluación del peso contra el dólar durante los últimos 12 meses (más del 25%) y el reciente incremento en los precios de la gasolina (alrededor de 18%) generarán inflación superior a los niveles que ha tenido el país durante los últimos años. De igual manera, la confianza del consumidor ha venido bajando y actualmente se encuentra por debajo de 47%, su nivel más bajo desde el 2010, por lo que se espera que disminuya el consumo y con ello el crecimiento. Adicional a lo anterior, la deuda neta como porcentaje del PIB ha incrementado del 30% en el sexenio pasado al 50% actualmente.

Los ingresos petroleros, que durante mucho tiempo ayudaron a sanear las finanzas del gobierno, no presentarán un resultado favorable. Pemex se encuentra en una crisis financiera a causa de su baja productividad y gastos operativos muy altos. Esto, adicional a los conflictos de índole interno y con el sindicato, impide a la compañía operar eficientemente. Adicionalmente, el precio de la mezcla mexicana sigue estando en niveles por debajo de USD $45 el barril comparado con un valor promedio de USD $75 el barril durante el sexenio anterior.

II. ¿Con qué se cuenta para atacar esta incertidumbre?

México sí tiene herramientas para hacer frente a estas situaciones que están generando incertidumbre. Sin embargo, se necesita de una coordinación importante entre el sector público y privado en la generación e implementación de medidas que fomenten el desarrollo económico.

1.-Herramientas para combatir el Efecto Trump – Desde inicios de su campaña, Donald Trump compartió su visión de expansión para economía estadounidense. Si llegara a implementar sus planes, la economía americana podría crecer por encima de 3.5% y se podrían generar 25 millones de empleos. Las herramientas que Trump piensa usar para esto son:

• Inversión en infraestructura de USD $100,000 BN por año durante 10 años – esto generará empleos especialmente en el sector de construcción, donde ya hay una predominancia de trabajadores hispanos.

• Reducción de impuestos para la clase media americana (reducción de hasta 35% en los impuestos que hoy pagan) – esto incrementará el consumo y dada la internacionalización de la economía americana, podría mantener el nivel de las importaciones que ya hace EEUU.

• Reducción de la tasa impositiva a corporaciones vinculada a planes de inversión en EEUU – esto fomentará la inversión de las empresas en investigación y desarrollo, y en la contratación de perfiles altamente especializados.

• Incremento en la inversión en hidrocarburos – proyectos de inversión para el transporte de hidrocarburos, así como inversión en exploración y producción también generarán nuevos empleos. Estos empleos son más calificados que los que se usan en la construcción tradicional, pero al ser bien remunerados generan una sana derrama económica.

México tiene que generar una buena relación bilateral y compartir el valor añadido que le ofrece a EEUU para cumplir sus objetivos. Por ejemplo, EEUU puede ser la fuente de tecnología y México la fuente de la mano de obra que la haga realidad.

De igual manera, históricamente cuando EEUU ha crecido, México ha crecido a tasas superiores. En promedio, México ha crecido 2% por encima de la tasa de crecimiento de EEUU. Es decir, los planes de EEUU de crecimiento también pueden beneficiar a México de una manera importante.

2.-Herramientas para combatir la incertidumbre que generan las elecciones presidenciales de 2018 en México – La primera gran prueba rumbo a 2018 son las elecciones de junio de 2017. Este año habrá elecciones a gobernador en Coahuila, Estado de México y Nayarit, que en total suman el 20% del listado nominal del País.

El Estado de México por sí solo representa el 13% de los votantes a nivel nacional, con 11 millones de votantes registrados. Estas elecciones podrán marcar el rumbo hacia lo que se podría esperar en 2018.

En ocasiones anteriores, la sociedad ha mostrado abiertamente su apoyo a ciertos candidatos, fortaleciendo su probabilidad de triunfo. Las elecciones del Estado de México son una oportunidad clave para que población que habita en la zona centro del país (Estado de México y estados aledaños) apoye a los partidos políticos que mantienen posturas de libre mercado y fomentan el crecimiento económico.

3.-Elementos para combatir la desaceleración de la economía – México cuenta con estabilidad macroeconómica que le permite manejar satisfactoriamente volatilidad internacional. Las principales variables que explican este entorno de estabilidad son las siguientes:

a.- Inflación estable en niveles cercanos a 4%.
d.- Deuda neta en 50% del PIB, nivel muy inferior al de países desarrollados.
c.- Tasa de desempleo inferior al 5%.
d.- Reservas federales en niveles muy sanos. Reservas de USD $175 BN y línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional por USD $80 BN.
e.- Incremento en la generación de riqueza por fuentes alternas al petróleo.

Adicional a estas variables macroeconómicas, en diciembre se realizó exitosamente la licitación en aguas profundas del desarrollo Trion, para el cual estima que se inviertan más de USD $11 BN en los siguientes 4 años. Además, se estima que el Estado mexicano reciba cerca del 72% de las utilidades derivadas de este proyecto.

La implementación de las reformas estructurales aprobadas al inicio del presente sexenio, combinada con un ambiente de seguridad para el inversionista, podrá seguir fomentando la inversión extranjera directa en el país.

III. ¿Cómo está México y qué acciones puedo tomar como empresario?

En resumen, ¿Cómo está México?:

Todo indica que México crecerá por debajo del 2.0% este año. Las principales instituciones financieras del país (24 instituciones) estiman que México crezca sólo 1.7%, 0.4 puntos menos que el 2.1% esperado para 2016. Como referencia, se necesitaría crecer 5% al año para generar el millón de trabajos que requieren los jóvenes que se incorporan cada año al mercado laboral.

Sin embargo, México, por su posición geopolítica, posee fortalezas que debería aprovechar; esto adicional a iniciar una muy fuerte promoción para la atracción de inversiones a largo plazo en trabajos de mano de obra calificada y de bajo costo y propiciar una intensa campaña de turismo que permita incrementar los ingresos de divisas.

Por último, con base a pactos entre el gobierno y la iniciativa privada, se tendrán que ejercer acciones que ayuden a fortalecer la confianza de la ciudadanía e incentiven el consumo. Esto tendrá que incluir acciones claras, precisas, medibles y contundentes para fortalecer a las instituciones y la confianza de la población en las mismas.

Esta administración todavía está a tiempo de implementar una reforma fiscal integral que promueva la inversión en el país, así como una reforma política que permita la segunda vuelta en las elecciones presidenciales (en caso de no obtener más del 50% en la primera ronda).

¿Qué acciones puedo tomar como empresario?

• No frenar planes de crecimiento y expansión. Hay que hacer inversiones que puedan capitalizarse en caso de que la economía crezca. Las propiedades, las fábricas, los sistemas y la maquinaria serán necesarios sin importar el escenario económico. Si se necesita absorber deuda para estas inversiones, hacerla denominada en pesos e idealmente con tasa fija.

• Ser cautelosos con la absorción de costos y gastos fijos que puedan mermar las utilidades en caso de una reducción en el crecimiento. Se deben de evitar contrataciones de personal que no sean absolutamente necesarias, pagos recurrentes de servicios legales, ambientales, etc.

• Fortalecer el capital humano. Este puede ser un buen momento para capacitar a la gente buena, remover a la gente mala y atraer a talento nuevo. La educación y la capacitación siempre rinden frutos en el mediano y largo plazo. Esta se puede realizar a bajo costo utilizando la infraestructura con la que ya se cuenta (capacitación interna, mentoring, etc.).

• Diversificar geográficamente la cartera de clientes. Si existe una dependencia grande en EEUU, hacer esfuerzos para iniciar o incrementar ventas a más países y regiones. Tanto Canadá como Sudamérica, Europa y Asia están abiertos a hacer negocios con México.

• Ser proactivo tomando acciones que beneficien a nuestro entorno. Tener un rol activo en las cámaras de comercio, no ser parte de prácticas de corrupción por pequeñas que sean y apoyar a los políticos honestos que realmente quieren lo mejor para el país.

¡¡El que México crezca está en nosotros!!

Autor: Alejandro Rocha Bracamontes

Obtenga asesoría de un experto