• +52 55 5292-6700

  • 15 años como líder en ventas de empresas

  • contacto@zimma.com.mx

Español

Venta y asociación de empresas

Contacte un asesor
31
abr 2016
DESIGN THINKING

“Pensar como un diseñador puede transformar la forma en que desarrollas productos, servicios, procesos y hasta estrategia. “

Design Thinking es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios. Proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto.

Design Thinking es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado. La gran diferencia entre Design Thinking y un plan de negocios tradicional es que Design Thinking se enfoca primero en atender la necesidad de un grupo de usuarios y una vez que encuentra la solución ya desarrolla el negocio, no como muchos planes de negocio en los que primero se tiene el producto y después ya se trata de encontrar a quién se le va a ofrecer.

DESIGN THINKING

Una organización enfocada al diseño le permite a sus empleados observar el comportamiento de sus clientes para entender qué es lo quieren y necesitan. Es muy difícil expresar este entendimiento en lenguaje cuantitativo, por lo que estas organizaciones usan lenguaje emocional (palabras que expresen deseos, aspiraciones y experiencias) para describir sus productos y a sus usuarios. Miembros del equipo discuten la resonancia emocional de una propuesta de valor igual que si hablaran sobre la utilidad y las especificaciones de un producto. En una organización enfocada al diseño constantemente están pensando cómo una decisión de negocio afectará positivamente la experiencia de sus usuarios.

Empresas como Apple, Google y Zara lo utilizan. Al ser un gran generador de innovación, se puede aplicar a cualquier campo. Desde el desarrollo de productos o servicios hasta la mejora de procesos o la definición de modelos de negocio. Su aplicación tiene como límite la propia imaginación.

Un ejemplo de cómo se usa Design Thinking en un caso de la vida real lo podemos ver al pensar sobre un auto de lujo. Si uno compra un auto de lujo pensando de la forma tradicional, uno esperaría recibir del fabricante un medio de transporte seguro, cómodo y con buen diseño. Pero si uno reflexiona más profundamente, la propuesta de valor emocional es una promesa de sentimientos. Al uno comprar un auto de lujo, el fabricante te ofrece que te sentirás como una persona exclusiva, especial, con buen gusto y con un nivel económico sobresaliente del resto.

El proceso de Design Thinking se compone de cinco etapas no lineales. En cualquier momento se puede ir hacia atrás o hacia delante si se cree oportuno, saltando incluso a etapas no consecutivas. Se comienza recolectando mucha información, generando una gran cantidad de contenido, que crecerá o disminuirá dependiendo de la fase en la que te encuentres. A lo largo del proceso se irá afinando ese contenido hasta desembocar en una solución que cumpla con los objetivos del equipo. Y seguramente, incluso los supere.

Las 5 etapas del proceso de Design Thinking son:

  1. EMPATIZA:El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en la solución que se esté desarrollando, y también de su entorno. Hay que ser capaces de ponerse en los zapatos de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades.
  1. DEFINE:Durante la etapa de Definición, se debe filtrar la información recopilada durante la fase de Empatía y quedarse con lo que realmente aporta valor y lleva al alcance de nuevas perspectivas interesantes. Identificaremos problemas cuyas soluciones serán clave para la obtención de un resultado innovador.
  1. IDEA:La etapa de Ideación tiene como objetivo la generación de un sinfín de opciones. No debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento expansivo y se deben eliminar los juicios de valor. A veces, las ideas más estrambóticas son las que generan soluciones visionarias.
  1. PROTOTIPA:En la etapa de Prototipado volvemos las ideas realidad. Construir prototipos hace las ideas palpables y nos ayuda a visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto elementos que debemos mejorar o refinar antes de llegar al resultado final.
  1. PRUEBA:Durante la fase de Prueba, se probarán los prototipos con los usuarios implicados en la solución que se esté desarrollando. Esta fase es crucial, y ayudará a identificar mejoras significativas, fallos a resolver, posibles carencias. Durante esta fase evolucionaremos nuestra idea hasta convertirla en la solución que estábamos buscando.

DESIGN THINKING 2

En Design Thinking es imprescindible trabajar en equipo. Cuanto más diverso sea, mejor. Así se podrán sumar puntos de vista, conocimientos y experiencia. Aunque se debe tener un núcleo estable de personas que participen hasta el final, se podrán sumar otras dependiendo de la fase en la se encuentren.

Finalmente, en Design Thinking es imprescindible la actitud. Se debe adoptar la que se denomina “Actitud del Diseñador”. Ser curioso, y observador. En cualquier detalle se puede encontrar información trascendente. Se debe ser empáticos, tanto con las personas como con sus circunstancias. Cuestionarse el statu quo, y no cargar con prejuicios o presunciones. Ser optimistas y positivos. Perder el miedo a equivocarse, y ver los errores como oportunidades.

Obtenga asesoría de un experto