• +52 55 1209-2091

  • 15 años como líder en ventas de empresas

  • contacto@zimma.com.mx

Español

Venta y asociación de empresas

Contacte un asesor
02
feb 2019
El blockchain y su potencial para revolucionar la industria

Todos hemos escuchado el termino de “Blockchain” (cadenas de bloques en Español pero por facilidad voy a usar el termino en inglés), pero muy pocos sabemos realmente qué es, o por qué debemos de enterarnos y estar conscientes de su importancia.

Mi intención al escribir este documento no tiene como objetivo el explicar la tecnología, sino que lo que intento es describir lo que hace blockchain, y en qué nos va a cambiar nuestra vida diaria, y lo que puede significar para tu empresa o tu mercado.  Intentaré dar una descripción de la manera más sencilla posible de qué es, por qué se ha vuelto una tecnología revolucionaria y por qué debe de interesarte.   

Lo que no es.

Blockchain no es Bitcoin, aunque Bitcoin utiliza blockchain como la tecnología que le dio vida a ésta y a todas las criptodivisas, y el uso de blockchain fue tan exitoso que al usar esta tecnología se creó la idea para muchos de nosotros que Bitcoin es blockchain.  ¡No lo es! 

De hecho, uno de los grandes beneficios de blockchain fue la posibilidad de que las criptodivisas funcionaran, pero es probable que esa misma tecnología vaya a dar vida a muchos usos y funciones con el potencial de cambiar numerosas industrias.

¿Qué es blockchain?

He visto algunos artículos en los que describen blockchain  como el siguiente gran cambio tecnológico, y una realidad que ya llegó. La verdad es que además de ser una palabra que se ha vuelto de moda, blockchain es también un concepto que plantea una enorme revolución, no solo en nuestra economía, sino en todo tipo de ámbitos. En pocas palabras, puede generar un impacto tan grande como el que la Internet generó en su momento.

Lo que hace blockchain es darle a los individuos (personas físicas) la habilidad de llevar a cabo transacciones directamente entre ellos sin la necesidad de usar un intermediario. Si yo quisiera enviarle dinero a un tercero, hasta que se creó blockchain no ha habido una manera de enviárselo sin hacerlo a través de un intermediario (sea un banco, una casa de cambio, gobierno o tarjeta de crédito) por falta de confianza entre las dos personas llevando a cabo la operación.  Los intermediarios realizan la operación de validar a los individuos, cerciorar que los fondos existan, y llevar a cabo la administración y el registro de la operación, y en términos generales estos intermediarios lo hacen bien, pero se han generado algunos problemas a lo largo del tiempo.  Entre ellos es que al estar centralizados los datos de la operación en los sistemas administrativos y donde existe una computadora centralizada, estos datos pueden ser hackeados o pirateados.  Muchas entidades, entre ellas gobiernos, bancos, y empresas como Home Depot, Morgan Stanley y Facebook, han tenido problemas con la seguridad de la información.  Son demasiados los ejemplos y nombres para enumerarlos, entre ellos algunas instituciones financieras Mexicanas.

Al mismo tiempo, un gran número de personas son excluidas de este tipo de operaciones, por ejemplo la personas que no tienen cuentas de banco.

De igual manera, a menudo el tener que trabajar a través de un intermediario hace que las operaciones se tarden en algunas ocasiones varios días. Pero inclusive al hacer transferencias entre diferentes países, hay un costo elevado que en algunas ocasiones representa el 10% o 20% del monto transferido. Adicionalmente, estos sistemas exhiben en muchos casos datos relevantes de las personas que participan, vulnerando la privacidad de los individuos, y dando lugar a que el intermediario se quede con información que podría no corresponderle, además de retener los fondos durante el tiempo del traslado sin que ninguno de los dos “dueños” del dinero pueda utilizarlo.  El intermediario se ha tomado la generosa atribución de usar el bien de otra persona para su propio beneficio durante el tiempo que él decida. 

Si hubiera un sistema que funcionara sobre internet en el que no solamente se transfiere información de una manera inmediata y cifrada, sino que también se pudieran transferir valores usando un gran libro mayor, un registro inmutable y validado de todas las operaciones de valores que se llevan a cabo en miles o decenas de miles de computadoras en todo el mundo, entonces no se necesitaría utilizar a ningún intermediario.

Durante el colapso bancario del 2008, cuando se perdía la confianza en el sistema bancario y en los intermediarios financieros, una persona o un grupo de personas con el pseudónimo de Satoshi Nakamoto escribió un documento en el que por primera vez se integraban varias tecnologías existentes conformando blockchain, una estructura de datos con reglas específicas para su operación, y a partir de ella una criptodivisa o criptomoneda en el que la estructura de la “cadena de bloques” se utiliza como un registro público no modificable que permitió el intercambio de valor entre usuarios sin una instancia central que validase la operación.  El nombre de esa criptodivisa es Bitcoin.  En aquel momento se creó la posibilidad de que dos individuos que no tenían una relación previa, llevaran a cabo transacciones entre ellos sin depender de intermediarios basándose en la estructura de datos y en sus reglas de operación.

¿Por qué hay confianza en blockchain?

blockchain1

Hay varios motivos por los cuáles existe confianza en esta tecnología.  Para empezar, los activos que se tienen en blockchain no están centralizados en una sola organización ni en una sola fuente de información, sino que están registrados en libro mayor en miles o decenas de miles de computadoras utilizando un muy alto grado de criptografía, y cuando se lleva a cabo una operación, esta se registra por un gran número de personas que se les llama “mineros” o simplemente nodos dependiendo de la red de blockchain a la que pertenezcan. Para registrar una operación o un grupo de operaciones en una de las redes de blockchain, por ejemplo en la red que da soporte a Bitcoin, es necesario que los mineros resuelvan un problema a través de billones de operaciones matemáticas que requieren una potencia de cómputo enorme a su alcance, 10 a 100 veces (o más) la capacidad que tiene Google en todo el mundo  Los mineros trabajan arduamente en competencia con todos los demás mineros del mundo, y cada diez minutos se crea un bloque de todas las operaciones que se llevaron a cabo en esos diez minutos.  El minero que valide las operaciones y que le ponga su sello de validación recibe un incentivo en criptodivisa, que en caso de Bitcoin lo recibe en Bitcoins, vinculando el nuevo bloque con el bloque anterior, y ese con el bloque anterior a través de un proceso de encriptado, para crear una cadena de bloques donde se acumulan sucesivas encriptaciones recibiendo cada una marca de tiempo, algo como un sello de cera digital inmutable. Una vez que un bloque ha sido integrado por el minero más rápido, el 51% de los nodos que integran esa red deben aprobar el la integración, garantizando que es legítima Así que si yo quisiera hackear o piratear el bloque y digamos, pagarle a dos de mis cuates o parientes con el mismo dinero, tendría que cambiar el registro y para ello tendría que descifrar todas las encriptaciones que se hubieran generado, es decir toda la historia comercial de esa cadena de bloques, y no solamente en esa computadora sino en miles de computadoras simultáneamente,  y a la vista de millones de personas que tendrían acceso a revisar la operación.  Sumamente difícil de lograrlo y muchísimo más seguro que los sistemas que se utilizan hoy en día.

blockchain2

¿Por qué es importante?

La cadena de Bitcoin y la red de nodos que la soporta es solamente una. Hay muchas cadenas. Una de ellas, que se llama Ethereum, fue creada por un canadiense a los 19 años de edad. Ethereum tiene la extraordinaria posibilidad de generar y controlar contratos digitales inteligentes e inmutables, o sea un contrato que se auto ejecuta. Quienes programan el contrato se encargan de definir los términos y la ejecución de las obligaciones.  Al final de la ejecución se lleva a cabo el pago, ya que lleva una cuenta de digital inmutable como parte del contrato.  Entre las cosas que se pueden obligar contractualmente se incluye un mercado de valores alternativo, e inclusive la posibilidad de utilizar el sistema para elecciones, donde los políticos se comprometen contractualmente con los electores.

Ejemplos prácticos reales – adiós intermediarios

Además de contratos inteligentes tenemos varios casos prácticos que demuestran lo que blockchain tiene la capacidad de afectar.

Uno de los sistemas que más me ha impactado es el uso de blockchain para demostrar la tenencia o propiedad de vivienda o de terrenos.  Se estima que cerca del 70% de los dueños de un terreno en el mundo no tienen un título de propiedad más allá de un papel. Pero ha habido casos recientemente (particularmente en Honduras) donde los cambios de poder crean incertidumbre y el potencial de que el Estado se apropie de manera arbitraria de los bienes raíces de los ciudadanos.

Otro caso que afecta a nuestros connacionales es el de transferencias de divisas de los migrantes.  A nivel mundial, se estima que se hacen transferencias de los países desarrollados a países en vías de desarrollo o del tercer mundo por alrededor de 600,000 millones de dólares al año.  Estas transferencias hechas a través del sistema financiero tradicional tienen varias desventajas. Un migrante en un país donde está residiendo y trabajando va a la casa de cambio o banco una vez al mes. Si hace una transferencia de 300 dólares al mes, esta tiene un costo de aproximadamente 10%, tomando entre cuatro y siete días para completar la transferencia.  La persona que está recibiendo el dinero tiene que dedicarle muchas horas para poder ir a la instalación donde va a recibir la transferencia y a menudo le dicen que no ha llegado o que regrese el siguiente día.  Ahora existe una aplicación de blockchain que se llama Abra.  La persona que hace el envío lo hace directamente de su teléfono inteligente, y la persona que lo está recibiendo recibe un aviso de que un cajero de Abra (identificado y ranqueado con cinco estrellas), se encuentra a siete minutos de llegar a entregarle el dinero. Cuando llega a la casa del receptor le entrega el dinero en efectivo en la moneda local, y en un monto confirmado en el mensaje.  Toda la operación tarda minutos, y el costo es del dos por ciento.

Existen blockchains para llevar el registro de la identidad para refugiados (proyecto ID2020 con la colaboración de Naciones Unidas, Microsoft y Accenture), llevar a cabo transacciones de compra y venta de arte, música, derechos de autor y un sinfin de aplicaciones en la que los creadores de contenido pueden registrar las operaciones con individuos que quieren adquirir el contenido. Para la música el blockchain se llama Micelios.  La música reside en un ecosistema rodeado y protegido por un contrato inteligente y este protege el derecho de propiedad del creador del contenido.  Si quieres escuchar la música o comprarla, se hace vía el contrato en el que se pagan centavos o micro centavos, pero lo recibe el creador del contenido en vez de tener que realizar la transacción a través de un sinnúmero de intermediarios que se quedan con la gran mayoría del ingreso. 

Conclusión   

Virtualmente todo lo que se maneje vía un intermediario es sujeto de poder realizarse vía blockchain.  Sea un servicio, un bien, o un producto, los intermediarios podrían en muchos casos dejar de tener razón de ser, resolviendo un problema político más que técnico. Pensemos, por ejemplo, en un sistema internacional de tránsito donde puedas circular de un país a otro con una validación biométrica (huella, iris, etc), en la que puedas tener el acceso sin revelarle al país que te recibe datos que no sean de su competencia. El gran problema es a ¿quién le entregaría un país la custodia de los datos? Esto se resuelve si no es tomado por ningún país, si no por una red de nodos que lo único que almacenan son datos codificados, distribuidos en miles o decenas de miles de computadoras.

Los bancos e intermediaros financieros están viendo cómo utilizar blockchain para generar ingresos y utilidad porque saben que, si no evolucionan, están en peligro de extinción. Los corredores y empresas de seguro se deberían de preocupar porque vía blockchain el consumidor podrá comprar sus coberturas directamente al reasegurador.  Los distribuidores de autos y camiones deberían de estar preocupados porque una vez más el consumidor podrá comprar directamente al fabricante, ya no se diga los intermediarios financieros que dejan de tener vigencia.

Al hacer esta reflexión espero que entiendas por qué blockchain pudiera cambiar la manera en que se maneja una gran parte de la economía mundial.  Aunque está en sus albores y quizá hoy estemos viviendo de nuevo lo que sucedió en la década de los 90 con Internet, hay quien predice que la tecnología que quizá tenga el mayor impacto en las próximas décadas ya ha llegado. Ya está aquí.

Autor:
Larry Newell
Socio de ZIMMA

Obtenga asesoría de un experto